aldezaharra.org

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Auzoenea Berriak DONDE ACABA EL PROCESO PARTICIPATIVO

DONDE ACABA EL PROCESO PARTICIPATIVO

Inprimatu PDF fitxategia
There are no translations available.


Para ver el vídeo : https://youtu.be/TrrkQ86_IGw

Una “amabilización” muy poco amable con la PARTICIPACIÓN CIUDADANA.

A comienzos del mes de septiembre se ha puesto en marcha en el centro de nuestra ciudad un Plan de movilidad urbana promovido desde el Ayuntamiento de Pamplona, que tiene como objetivo la mejora de la calidad del espacio urbano, y mas concretamente, la amabilización del centro de la ciudad.
Se trata de un Plan muy ambicioso en cuanto a términos de movilidad urbana se refiere y que viene a rediseñar los usos y maneras de entender la ciudad. Entre otros aspectos pretende potenciar una movilidad sostenible generando para ello áreas de coexistencia, corredores verdes, una racionalización del tráfico, aumentar el espacio urbano para la ciudadanía priorizando a las personas, son algunos conceptos que inspiran este Plan de Amabilización del Centro de Pamplona.

Muchas son las variables temporales que han llevado a la consecución de dicho Plan. Muchos los debates, conversaciones y encuentros formales e informales que han realizado agentes sociales, económicos afectados y asociaciones del centro de la ciudad, tanto vecinales como comerciales. Tendríamos que remontarnos mucho tiempo atrás para ir conociendo su origen y génesis desde donde se empezó a plantear la necesidad de mejorar la movilidad urbana, y sobre todo, del uso del vehículo privado en el centro de la ciudad, y más concretamente en el Casco Viejo de Pamplona/Iruña.

    Pero es a finales del 2016 cuando se hizo entrega al equipo de gobierno municipal de las 45 propuestas sobre movilidad sostenible consensuadas entre vecinos y vecinas, comerciantes, transportistas y otros grupos de interés participantes en el proceso participativo “lo viejo se mueve – arian arian”. Este proceso de participación ciudadana puesto en marcha desde el Área de Participación, Igualdad y Empoderamiento Social del Ayuntamiento de Pamplona/Iruña con el apoyo de las áreas de Seguridad Ciudadana y Convivencia, de Ecología Urbana y Movilidad Sostenible y de Ciudad Habitable y Vivienda, que consiguió llegar a algunos e importantes consensos entre grupos de interés tan dispares y en un tema tan difícil y complicado como es el de la movilidad en un barrio tan especial y carismático como es el Casco Viejo de Pamplona/Iruña.

    En este proceso participativo no vinculante, se recogieron 782 propuestas de mejora para la movilidad en el Casco Viejo realizada por cientos de participantes. Estas propuestas recogidas se organizaron y debatieron en grupos de trabajos conformados por más de 40 personas pertenecientes principalmente a vecinos/as, tejido asociativo, comerciantes, transportistas y otros agentes implicados, donde se pudieron consensuar 45. La mayoría de estas propuestas consensuadas, entre un 80 y 90%, se están poniendo en marcha en este Plan de Amabilización del centro y en otras acciones previstas desde el Ayuntamiento.

    Cuando ha llegado el momento de implementación de las medidas concretas que pretenden la mejora de las condiciones de movilidad para los vecinos y vecinas, comerciantes y usuarios/as del Casco Viejo, no se está reconociendo el esfuerzo y tiempo que han dedicado en el proceso de participación ciudadana “lo viejo se mueve – arian arian”.

¿Dónde acaba entonces la participación? ¿Quiénes son los y las protagonistas de este tipo de procesos? ¿Dónde empieza a tomar forma real y tangible la participación?

    “Lo viejo se mueve – arian arian”, que al igual que procesos participativos anteriores no era vinculante, es decir, los resultados del mismo dependían de una decisión política y técnica, tiene ahora su continuidad en el Plan de Amabilización del centro de la ciudad, plan que depende directamente de 3 áreas municipales; Ecología Urbana y Movilidad Sostenible, de Seguridad Ciudadana y Convivencia, y de Ciudad Habitable y Vivienda.

    Desde la difusión del Plan no hay referencias en ningún medio de comunicación escrita a las 45 propuestas consensuadas en el proceso participativo, ni al Grupo Motor formado por vecinos y vecinas del Grupo de Movilidad del proyecto AZ ekimena (iniciativa vecinal que agrupa diferentes proyectos del Casco Viejo de Pamplona/Iruña), ni a las asociaciones de vecinos/as, comerciantes, transportistas, ni al resto de agentes y grupos sociales que han participado.

    Todos y todas las protagonistas de los procesos participativos necesitan estar presentes y ser reconocidas también cuando los resultados son visibles, cuando las propuestas presentadas sobre las que se ha debatido, consensuado y trabajado se convierten en una modificación de las calles, en un nuevo carril bici, en un espacio comunitario, en un programa de actividades... etc,
    Solo de esta manera pueden conseguirse procesos de participación ciudadana que mantengan la implicación real con la ciudadanía, así como que la ciudadanía considere útil participar también en las estructuras de participación que ayudan a medio y largo plazo, a construir una verdadera cultura para la participación.

    Es por ello que la participación ciudadana tiene tiempos más largos que los del proyecto y no acaba con la puesta en marcha de las propuestas, continúa con la valoración del impacto (si han conseguido lo que se quería conseguir o no). La participación de la ciudadanía está siempre ahí, en los mecanismos que existen y en los que se pueden crear para su desarrollo, y es por ello que para su difusión y empoderamiento necesita de ser nombrada y llegado el caso reconocida.

    Dar valor a los procesos participativos es también responsabilidad de aquellas instituciones, organismos  y entidades presentes en los mismos, y eso se materializa cuando se reconoce a la ciudadanía, como lo que es, la protagonista principal.


   





You are here Auzoenea Berriak DONDE ACABA EL PROCESO PARTICIPATIVO