aldezaharra.org

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
FIESTAS CARNAVAL historia de Mari Trapu

HISTORIA DE MARI TRAPU

Print PDF
Corría el año 1214 cuando Sancho el Sabio era rey. La situación que vivía Iruñea no era nada tranquila. El rey miraba con buenos ojos el barrio de San Cernin donde los habitantes eran francos y hablaban Occitano. Sancho El Sabio prohibió a los habitantes de la Navarreria, y a los de San Nicolás la construcción de una muralla. El jefe de la Navarrería era Johannes, un herrero que había viajado mucho y poseía una gran inteligencia. Tenía también seis compañeros de trabajo muy especiales. El decía que eran seis duendes. Yo no diré que es mentira.

Un mal día, los francos decidieron atacar la Navarrería, le prendieron fuego y la dejaron convertida en escombros.

Entre las ruinas y llamas había una niña, se llamaba Aratz y era la hija de Johannes. Buscaba entre las llamas a su aita pero no aparecía por ningún sitio. De los pómulos de Aratz resbalaban las lágrimas, hasta que una de ellas, aterrizó en su camino al suelo en el anillo de madera que el herrero le había regalado. Y hete aquí que los seis duendes aparecen ante los ojos asombrados de Aratz...

-¿Escuchad, queridos amigos, tenéis noticias del aita?
-No, querida Aratz, Nosotros podemos realizar cualquier trabajo, bien lo sabes. Pero de lo que ocurre fuera de estas murallas no sabemos nada. Existe un gran mago, el Mago del monte Ezkaba, que te podrá dar noticias de lo ocurrido. Si así lo quieres te podemos llevar hasta donde vive.

Dicho y hecho, los duendes partieron volando junto a Aratz, hasta depositarla frente a un mago moreno de ojos verdes. El misterioso personaje le dio noticias de una malvada mujer de extraordinaria crueldad y valor, que, al frente de los guerreros francos, se había encargado de acabar con Johannes. Pero la información del Mago no quedó sólo en eso, con voz suave y firme, el mago le susurró la manera de liberar a su pueblo.

Contentos y tristes a la vez, los duendes y Aratz regresaron a Iruña con un plan que llevar a cabo. En breve se celebraría la FIESTA DE LOS TRAPOS VIEJOS, bien abastecida de comida y musica, convirtiéndose Aratz en MARI-TRAPU, la capitana de la celebración. Sería una fiesta sin gente, sólo con trapos que simularan ser personas, y el lugar elegido era el campo que separaba a la Navarrería de la torre de San Cernin.
Así habló Aratz aquella noche a su gente:

-¡No tengáis miedo! Desde hoy me llamaréis MARI-TRAPU, aunque siempre seré para vosotros la pequeña hija de Johannes. No estamos vencidos, cojamos nuestras herramientas y reconstruyamos nuestro pueblo.

Y acto seguido les explicó el plan...
Así fue como los francos, extrañados ante las canciones y gritos de alegría de un pueblo recién arrasado, salieron desconfiados de su torre, encontrándose con un gentío ...de trapos viejos. Y así fue como el pueblo de Aratz, consiguió llegar a la torre tomándola sin problemas, y prendiéndole fuego. Los francos, sin torre y sin su malvada dama negra, asustados ante aquella fiesta de espectros, huyeron despavoridos.

Y es por eso, gentes curiosas que escucháis atentas, por lo que quemamos a MARIA-TRAPO, la muñeca que simboliza lo malvado y lo perverso, y es por eso que MARI-TRAPU disfruta en estas fechas de su más querida fiesta: el carnaval.

You are here FIESTAS CARNAVAL historia de Mari Trapu